Por-quajo-la-ducha.jpg
Curiosidades

¿Por qué nos gusta cantar bajo la ducha?

Por-quajo-la-ducha.jpg

Si crees que eres el único que se convierte en Sinatra o Maddona en tus momentos de relax bajo la ducha, estimado lector, déjame decirte que estás equivocado. Sin dudas es un comportamiento muy curioso que prácticamente lo hacemos de modo inconsciente. La mayoría de nosotros sentiría vergüenza si cantásemos en público, pero en la ducha dejamos fluir nuestra faceta artística… y, a veces, hasta sonamos bien…

La ciencia intenta explicar todo, y esta no es la excepción. Veamos cuál es la explicación detrás de este curioso fenómeno que todos experimentamos.

Ducharse es relajarse

Nuestro estado de ánimo juega un papel fundamental. No solemos cantar cuando estamos tristes, sino cuando estamos de buen ánimo. Para mucha gente, la hora del baño es el momento de su rutina diaria con menos estrés. Te encuentras en un lugar caliente, pequeño y seguro. En ese momento, cuando estás relajado, tu cerebro secreta dopamina, un neurotransmisor que está íntimamente asociado a la sensación del placer.

Al cantar, inspiramos mayor volumen de aire y, por lo tanto, oxigenamos más nuestra sangre. Esto genera una mejor circulación, lo cual mejora sustancialmente el estado de ánimo. Además, mientras cantamos nos olvidamos de todas nuestras responsabilidades y obligaciones, lo cual también suma para crear un escenario de nulo estrés.

 

En la otra vereda está la razón por la cual sonamos como verdaderos rock stars: la acústica. La mayoría de los baños son pequeños y están revestidos con cerámica. Este material no absorbe prácticamente nada de sonido, por lo que tu voz rebota una y otra vez hasta finalmente desvanecerse. Al ser un lugar pequeño, aumenta tu volumen de voz y la vuelve más grave.

Además, tu voz adquiere un efecto reverberante, el cual se denota en una mayor duración de la voz en el aire. Como si fuera poco, los baños también funcionan como resonadores, aumentando la frecuencia de sonido y volviendo tu voz significativamente más profunda.

Es una verdad pena que nuestra voz no suene de esa manera el resto del día, pero al menos tenemos nuestros 10 minutos de fama diarios.

 

[Source link :batanga]

Related posts

Llega la cebolla que no te hace llorar al cortarla

Jesus

¿Puede explotarnos el agua si la calentamos en el microondas?

Rocambol

Los peores desastres aéreos que fueron provocados

Rocambol
A %d blogueros les gusta esto: