Google

Los 5 problemas más habituales en los portátiles

A la hora de elegir un ordenador, muchas personas prefieren usar uno portátil en vez de uno de sobremesa ya que son mucho más ligeros y cómodos de usar, además de que podemos llevárnoslo con nosotros a cualquier sitio como a trabajar o a estudiar. Sin embargo, los ordenadores portátiles en ocasiones pueden sufrir diferentes fallos que afecten a su funcionamiento o a su rendimiento.

Es por ello que os traemos una lista con los cinco problemas más habituales de los ordenadores portátiles junto con distintas soluciones.

Fallos en la batería

Uno de los problemas más habituales tiene que ver con la batería del ordenador. Después de años de uso, las baterías de los portátiles pueden empezar a fallar y a gastarse antes, teniendo menos vida útil. Una forma de ahorrar batería es cerrando diferentes programas que tiene abiertos en segundo plano el portátil. Otra opción es tener el brillo al mínimo o activar el modo de ahorro de energía.

Por lo general los ordenadores portátiles te avisan cuando queda poca batería para que lo conectes y comience a cargar. Pero si la batería está dañada, tu portátil puede apagarse directamente y sin avisar.

En el caso de que tu batería se pueda quitar y poner, siempre puedes optar por comprar una batería nueva y así evitar este tipo de problemas.

¿Lo sabías?  Microsoft asegura que la CIA no ha conseguido hackear Windows 10

Lentitud mientras lo usamos

Uno de los problemas más habituales es que el ordenador funciona muy lento mientras lo usamos. Esto puede ocurrir por tener demasiados programas y archivos innecesarios instalados, los cuales es recomendable borrarlos para liberar memoria y ganar en rendimiento.

Usar un disco duro externo es una buena opción para liberar muchos GB de datos sin perderlos.

Tarda mucho en arrancar y apagarse

Relacionado con tener archivos que no sirven, esto puede derivar en otro problema que es la lentitud a la hora de arrancar y apagar el ordenador.

Además de eliminar todo aquello que no usemos, también podemos ir a la opción “Administrador de tareas” y hacer click en la pantalla de “Inicio”. Desde aquí, podremos eliminar todos los procesos que queramos para que desaparezcan a la hora de arrancar el ordenador y dejando solo lo imprescindible, ganando así en velocidad y liberando al dispositivo de memoria.

No se conecta a una red Wi-Fi

En muchas ocasiones puede que nuestro dispositivo no se conecte a una red Wi-Fi. Esto puede ocurrir por varias razones como que la tarjeta de red de nuestro ordenador haya dejado de funcionar.

También puede ser que hayamos activado sin querer el modo avión o que sin darnos cuenta se haya desconectado el Wi-Fi de nuestro dispositivo. En ocasiones el problema también puede ser el router, y con reiniciarlo debería ser suficiente para que nuestro portátil pueda volver a conectarse a Internet.

¿Lo sabías?  ¿Qué es Google Académico?

Se apaga solo

Otro problema muy común es que el ordenador se apague solo de repente, y la batería no tiene por qué ser la culpable de esto. Muchas veces esto puede ocurrir porque se sobrecalienta el sistema. También puede ocurrir que no se apague, pero que se bloquee o congele la pantalla en numerosas ocasiones.

La acumulación de polvo y suciedad en el ventilador del ordenador es uno de los principales motivos por los que se puede calentar nuestro ordenador en exceso.

Para acabar con este problema, se pueden comprar plataformas sobre las que colocar el portátil que cuentan con ventiladores y se conectan con un USB. También se puede soplar por la rejilla de ventilación del ordenador, aunque esto último lo haremos siempre que esté apagado el portátil.

Related posts

¿Qué pasaría si Google deja de funcionar durante 30 minutos?

Rocambol

Añade un botón del pánico a Google Chrome para ocultar todas las pestañas rápidamente

Rocambol

Ya no verás si una página es HTTP o HTTPS en Chrome: Google simplifica el acceso a webs

Jesus
A %d blogueros les gusta esto: