Todo el mundo hemos procrastinado más de una vez. Una de las palabras más curiosas de nuestro lenguaje, pero que en realidad quiere decir aplazar una obligación, o un trabajo.

Cuando éramos niños procrastinábamos retrasando los deberes del cole hasta el último momento. O estudíabamos para el examen, deprisa y corriendo, la noche anterior.

En el trabajo también se procrastina cuando nos encargan una tarea y la retrasamos hasta que ya no nos queda más remedio que hacerla. Pero se aplica a casi cualquier cosa: desde limpiar la casa a bajar la basura.

 
 

Normalmente ocurre con tareas aburridas o que no queremos hacer, y aunque todo el mundo lo ha practicado alguna vez, hay personas que son expertas procrastinando. Muchas veces, con consecuencias negativas, como suspender exámenes o ser despedidos del trabajo.

La Asociación del Sueño de Estados Unidos alerta de un tipo de procrastinación que cada vez es más común: la Procrastinación en la Cama por Venganza, los procrastinadores del sueño.

 

Son personas que, cuando llega la noche, en lugar de irse a dormir se ponen a ver una serie de televisión, a jugar a videojuegos, a escuchar música, o a ver las redes sociales.

¿Lo sabías?  Utilizando Twitter como detector de terremotos a nivel mundial

No hay que confundirlo con una adicción. No son adictas a nada. Simplemente, en lugar de irse a dormir se ponen a hacer otra tarea. Incluso pueden hacer cosas que no tienen ningún fin, como dibujar garabatos en un papel o ver una película que no les gusta, con tal de no irse a dormir.

 
 

¿Por qué lo hacen? El término venganza, nos da una pista. Son personas que trabajan mucho o tienen muchas obligaciones, o no saben organizar sus tareas, y no sacan tiempo libre durante el día para hacer las cosas que les gusta.

Así que en las horas de dormir, como una especie de venganza por no haber tenido tiempo durante el día, se dedican a disfrutar del ocio y retrasan la hora de irse a la cama, perdiendo horas de sueño que afecta a su salud.

¿Cómo saber si eres un procrastinador de sueño? Cuidado si haces algunas de estas cosas:

  • Duermes menos horas que hace unos años porque retrasas cada vez más la hora de acostarse
  • Te vas a dormir más tarde sin razón aparente
  • Continúas sin ir a dormir pese que sabes que eso tendrá consecuencias negativas

¿Qué se puede hacer para dejar de procrastinar por la noche?

 

La doctora y terapeuta Janelle Watson recomienda estas medidas:

  • Empieza a relajarte 30 minutos antes de tu hora de ir a la cama. Un baño caliente, un vaso de leche, lo que sepas que te hace coger sueño. Así tendrás más predisposición a ir a dormir
  • Pon alarmas en los relojes, altavoces inteligentes, PCs, y otros dispositivos, que te avisen cuando llega la hora de irse a dormir
  • Diseña un horario de tareas realista que deje horas para descansar correctamente, y que a su vez tengas algo de tiempo para el ocio durante el día
  • Apaga todas las pantallas y ponlas fuera de tu alcance cuando te metas en la cama
  • No uses el móvil como despertador (tendrás tentación de usarlo en la cama para otras cosas), utiliza un despertador de los de toda la vida
  • Practica técnicas de relajación antes de irte a dormir, como el mindfulness o la meditación
  • Busca la causa de tu proscratinación, e intenta acabar con ella
  • Si todo lo anterior falla, acude a un terapeuta