INVASION UCRANIA

Así es el batallón Azov, el grupo paramilitar nazi integrado en el Ejército de Ucrania

El batallón Azov tiene carácter de organización paramilitar armada y desde 2014 está integrada como unidad de intervención del Ministerio del Interior de Ucrania. Lo integran unos 900 miembros.

Vladimir Putin, presidente de Rusia, dijo que había «desnazificar» Ucrania para justificar la invasión del país. Una razón que al mundo entero se le antojó falsa. No se puede decir que Ucrania sea un país nazi, aunque sí es cierto que existen elementos nazis, incluso dentro de sus Fuerzas Armadas, como es el caso del conocido batallón Azov

Publicidad

El batallón Azov tiene carácter de organización paramilitar armada y desde 2014 está integrada como unidad de intervención del Ministerio de Asuntos Interiores de Ucrania. Lo integran unos 900 miembros, la mayoría de ellos paramilitares.

 

Oficiales del ejército de Israel los instruyen en manejo de armamento y los gastos que genera esta unidad son sufragados por el oligarca ucraniano con pasaportes chipriota e israelí Igor Kolomoisky, a la sazón propietario de la red eléctrica del país.

El Batallón Azov, socio del Frente Nacional Identitario español, una organización ligada a grupos ultraderechistas y nazis europeos, es nada menos que una organización abiertamente nacional socialista, que participó junto a miembros del partido Pravy Sektor (Sector Derecho) en la terrible matanza perpetrada el 2 de mayo de 2014, durante el asalto a la Casa de los Sindicatos de Odessa, y que también participa en matanzas de población civil y atentados que se suceden en el Donbass.

Publicidad

Sus miembros se declaran abiertamente nazis, ultranacionalistas, homófobos y xenófobos y representan lo peor de esa ideología. Lucen esvásticas e insignias de las SS, aunque su símbolo fetiche es el Wolfsangel, una especie de esvástica sobre fondo amarillo.

El batallón Azov es conocido por haber llevado a cabo algunos actos salvajes, como la quema de una persona viva en 2015. El batallón Azov también es conocido por el jugador de fútbol ucraniano, Román Zozulya, que nunca ocultó sus simpatías hacia los grupos paramilitares y filonazis de ese país, entre ellos el Batallón Azov o Pravy Sektor (Sector Derecho. Esas simpatías pronazis le costaron a Zozulya ser expulsado del Rayo Vallecano.

Related posts

EE.UU avisa: si China vende chips a Rusia cerramos sus fábricas

Jesus

Ucrania paraliza la producción de neón por tiempo indefinido: se avecinan peores tiempos en la crisis de los chips

Jesus

PlayStation sigue los pasos de Xbox y suspende la venta de productos en Rusia

Jesus
A %d blogueros les gusta esto: